Sabemos que no somos nada

Demasiado poco el silencio que nos quita el tiempo
predecir lo que sucedería, que te perderías entre mis lamentos
las arrugas en las manos me dijeron que te cuidara
a pesar de amarnos, me maldigo por no poder ahogar mis sentimientos
si jugamos a ignorarnos, bien sabemos que no somos nada

Siempre ame tus ojos distraídos, pensabas en lo que harías por la tarde
saboreando la navaja que tienes en la mano, dispuesta a regalármela
a enterrarla mientras me besas y me juras que todo estará mejor así
mientras reíamos tanto, hablábamos de buena suerte
volábamos con cuatro alas, escapamos una hora de la realidad

pero hoy, gracias a todo lo que no importa, las miserias y las tragedias
tu y yo, preciosa, bien sabemos que no somos nada

Licencia

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Based on a work at el-libro-de-los-desprecios.blogspot.com.

Cuenta cuenteros